miércoles, 20 de diciembre de 2017

Tortilla: Árbol de Navidad

Las tradiciones navideñas varían de un país a otro y de una familia a otra y en mi casa, que nos juntamos todos los de la familia (padre, madre, hermanos, marido, etc.) cada uno trae su pequeña aportación, y yo, que este año no sabia qué hacer, me decidí por innovar y llevar algo típico peeeeeero, con un toque diferente; y no lo digo sólo por su apariencia sino por su interior.

Ingredientes:
  • 1 kg de patatas
  • 7 huevos
  • 4 cebollas
  • 1 rulo de queso de cabra
  • Sal
  • Aceite
Preparación:
  • Pelamos las patatas y las cortamos en daditos y una vez que ya estén todas cortadas, las lavamos, las sazonamos y reservamos.
  • En una sartén vertemos el aceite para freír (½ litro aprox.), esperamos a que esté caliente y comenzamos a freír las patatas por tandas. A medida que estén fritas, las vamos apartando en un bowl. 
  • En otra sartén y con una cda sopera de aceite de oliva, pocharemos las cebollas previamente cortadas finamente e iremos removiéndolas poco a poco hasta que estén caramelizadas
  • Una vez que estén listas, las echamos sobre el bowl de las patatas y cortamos el rulo de queso de cabra a taquitos pequeños y lo ligamos junto con lo demás ingredientes.
  • Mientras reposan, cogemos una sartén y echamos 3 cucharadas soperas de aceite de oliva y calentamos la sartén a fuego lento.
  • Los huevos: como siempre, separamos las yemas de claras. A las claras antes de espumarlas, le agregaremos una pizca de sal y una vez espumadas, añadimos las yemas y batimos nuevamente e integramos en el bowl con las patatas, cebollas y el queso de cabra.
  • En la sartén, que anteriormente dejamos a fuego lento, la subimos a fuego bajo-medio y echamos la mezcla del bol, y volvemos a baja el fuego a fuego bajo. 
  • A partir de ahora, es el nuestro ya conocido “vuelta y vuelta”. Cada 3-4 minutos le daremos la vuelta y cuando ya veamos que esta doradita, sacamos la tortilla.
  • Para la presentación, la hemos cortado en forma de “Árbol de Navidad” y para darle un toque mas real, podemos adornarlo con aceitunas verdes y negras para simular los adornos del árbol y con tiritas de pimiento morrón, el espumillón.

Ya queda muy poquito para dar entrada al nuevo año 2018, y por lo que parece, ¡vendrá cargadito de sorpresas!. 
Antes de despedirme, quiero compartir con todos vosotros el villancico que más me gusta:

El camino que lleva a belén
Baja hasta el valle que la nieve cubrió
Los pastorcillos quieren ver a su rey,
Le traen regalos en su humilde zurrón
Al redentor, al redentor.
Ha nacido en un portal de belén el niño dios.

Yo quisiera poner a tus pies,
Algún presente que te agrade, señor.
Más, tú ya sabes que soy pobre también,
Y no poseo más que un viejo tambor,
Viejo tambor, viejo tambor.
En tu honor frente al portal tocaré,
Con mi tambor.

El camino que lleva a belén,
Yo voy marcando con mi viejo tambor.
Nada mejor hay que yo pueda ofrecer,
Su ronco acento es un canto de amor,
Al redentor, al redentor.
Cuando dios me vio tocando ante el,
Me sonrió.

¡Feliz Navidad!.
Silvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo