jueves, 30 de noviembre de 2017

Puré de Patatas (versionado)

Si bien es verdad que cada quién, en su casa, hace los inventos que le apetece, la mayoría de las personas cocinamos en función de lo que nos han enseñado y es que como ya bien sabemos, tradiciones, costumbres y culturas en este blog, ¡hay muchas!.

El de hoy, a pesar de parecer una receta sencilla, será algo que en España no se acostumbra y es que el puré de patatas (o mashed potatoes como lo llamamos aquí) admite muchas más variaciones de las que nos imaginamos y sino, no te pierdas nuestra sugerencia de hoy y sobretodo, ¡nuestros tips!

Eso sí, antes de comenzar, veamos cuales son las mejores patatas para que nuestro puré quede perfecto.
Como bien sabéis (y para quien lo sepa lo explicaremos a continuación) con las patatas pasa lo mismo que con los arroces, cada variación y/o tipo tiene un uso diferente.

Patatas
Para obtener un buen puré de patatas necesitaremos utilizar una variedad que tenga un alto contenido en almidón y entre ellas, según donde vivas, las encontrarás bajo el nombre de: Russet, Bintje, King Edward, Maris Piper, Baraka, Desiree, Duchesse, Kennebec, Monalisa o Spunta y las Vitelotte (esta última variedad darán un toque muy original a vuestro). Normalmente en España, en casa solía optar por la Monalisa y en ocasiones, la Vitelotte. En USA la que suelo encontrar con más facilidad es la variedad Russet.

La Grasa
Incorporar un tipo de "grasa" es esencial para conseguir no sólo sabor sino también textura.
Por norma general se suele utilizar mantequilla. Ésta debe estar siempre fría para que conserve mejor su sabor y cortada en trocitos para ayudar a su incorporación.
Para gustos los colores y hay a quien le gusta utilizar aceite de oliva ya que le proporciona un sabor más suave y hace el puré ideal para acompañar pescados o bien, aceite de trufa. ¡Oh, sí!. ¡Aceite de Trufa!. Éste aceite me gusta utilizarlo cuando acompaño el puré con carne y sobretodo, cordero ya que aporta un aroma y un sabor "a campo" indescriptible.
Cocción
He aquí otro punto que tiene su misterio. Lo ideal a la hora de cocinar las patatas es hacerlo sin pelar y sin cortar. ¿Por qué?. Pues porque cuanto menos agua absorba la patata y cuanto menos almidón pierda, mejor.
Ahora, entiendo que quizás, por temas de organización, tengas prisa y prefieras cortarlas para que se cuezan más rápido pero al hacerlo, lo único que conseguirás es que quede un puré mas aguado.
Una vez cocinas y procurando no quemarte, pela las patatas.


Preparación
A la hora de preparar un puré de patatas es utilizar el típico machacador de patatas y/o el clásico pasapurés y a las malas, utilizar un tenedor. Es muy importante que ésto lo hagamos cuando las patatas estén aún calientes ya que ésto ayudará a que la mantequilla se derrita mucho mejor.
Para conseguir la textura deseada tendrás que incorporar algo de leche pero hazlo siempre poco a poco ya que si añades demasiado, ¡no habrá manera posible de arreglarlo!.
Ahora, como especias, la sal es infaltable y en mi casa, además, siempre hemos utilizado nuez moscada que hemos rallado en el momento y pimienta negra recién molida.

Conservación
Si bien es verdad que el puré de patatas ha de ser consumido en el momento, existen opciones para poder hacerlo con tiempo (sobretodo de cara a Navidad).
Puedes hacerlo y conservarlo en la nevera durante 48h. A la hora de servirlo, lo suyo es calentarlo a baño maría.

Variedades
Como ya es costumbre en nuestro blog,por norma general, solemos ofreceros diferentes opciones para que podáis variar sabores y por qué no, hacer algo especial en un día especial y como no iba a ser menos, hoy también tenemos dónde elegir.

  • Con aceite de trufa: Como bien lo comentamos antes, la cuestión es sustituir la mantequilla por un aceite de trufa y acompañarlo con una carne; ya sea ternera o cordero.
  • American Style 1: Uno de los puré de patatas más tradicionales en USA es aquel que lleva ajo.
    Mi recomendación es que cortes la parte superior de una cabeza de ajo, la envuelvas en papel de aluminio y lo ases al horno. Una vez cocinado puedes extraer la pulpa con tan sólo apretar la cabeza de ajo y ésta misma pulpa, mezclarla con el puré. ¡Queda ¡espectacular!.
  • American Style 2: El American Style 2 es el puré que veis en las fotos de hoy. A la preparación base anterior se le añade un buen puñadito de bacon ahumado y crujiente.
  • American Style 3: En el sur de USA, se estila mucho añadir al puré de patatas un par de cucharadas de queso de untar, cebollino y un poco de jalapeño salteado (cantidad al gusto).
  • Un invento: Sí; así se llama; "invento". Nació de un día de experimentos y no es otro que realizar un puré de patatas clásico y al momento de servirlo añadir por encima un poquito de queso azul o feta y unas nueces. Os aseguro que por muy raro que suene, ¡está delicioso!.
Desde luego que cada maestrillo tiene su librillo y en cuestión de especias y mezclas no hay nada escrito pero hoy hemos querido ofreceros nuestras variaciones preferidas. ¡Esperamos que las disfrutéis!


Un abrazo;
XOXO

2 comentarios:

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo