sábado, 1 de julio de 2017

Thermomix: Spanakopita (empanada)

¿Quieres seguir viajando de mi mano? Pues sube los altavoces, pon Zorba el Griego y vamos a bailar. Ya cocinaremos después. 

Spanakopita. 

Repite conmigo. 

SSSSSPANAKOOOOOOPITA. ¿Ya lo dices bien? Podría haberlo puesto en griego pero soy maja. Pues ahora te lo traduzco: empanada griega de espinacas con queso feta. Vamos, una delicia. Y queda fetén. 

Recuerdo Grecia como uno de mis mejores viajes. Fue increíble. No sólo porque tuve la suerte de viajar casi gratis, si no porque el país es maravilloso. Recuerdo comer muy barato cosas riquísimas. Y los carromatos vendiendo pistachos al peso en medio de la calle. Soy así de sencilla, me cautiva la cocina de allá donde voy, e intento rememorar mis viajes a través de sus sabores. Y si me puedo traer algo a casa, bienvenido sea.

Sigamos bailando, porque bailar es otro placer en esta vida, pero también vamos a cocinar. ¿Listos?

Necesitamos:

  • 1 paquete de masa filo 
  • 300 gr de espinacas lavadas 
  • 3 huevos 
  • Perejil, cebollino y eneldo fresco 
  • 400 gr de queso feta 
  • Mantequilla 

Manos a la obra: 
  • Primero vamos a empezar poniendo un litro de agua en nuestro vaso, 7 minutos, temperatura 100 velocidad 1. Cuando suene y este el agua caliente vamos a echar las espinacas (no añadiremos sal) y programamos 3 minutos, temperatura 100 velocidad cuchara. Parece que no entran en el vaso pero entran, caen muy rápido. 
  • Las volcamos al cestillo que usaremos de escurridor, y dejamos que saquen todo el agua. Secamos el vaso. Añadimos las hierbas frescas y picamos 4 segundos velocidad 5. Añadimos el queso feta desmenuzado y los 3 huevos. Mezclamos 10 segundos, velocidad 6. Y añadimos de forma manual las espinacas, mezclándolas con la espátula. Reservamos. 
  • Ahora tenemos que ser rápidos, porque la masa filo es muy delicada. Primero derretimos un par de cucharadas de mantequilla en el microondas. Vamos a necesitar un pincel de pastelería y un molde de tarta desmontable, el típico metálico. Sacamos la masa filo de la nevera, por paquete suelen venir entre 8 y 10 laminas. Usaremos la mitad de base y la otra mitad de cobertura. Empezamos pincelando el fondo del molde con mantequilla y ponemos la primera hoja de filo. Pincelamos la hoja. De seguido ponemos la siguiente y pincelamos. Así hasta poner 4 o 5, siendo rápidos ya que se seca muy rápidamente. No debemos olvidar pincelar entre una y otra. Metemos la otra mitad en la nevera mientras tanto. 
  • Añadimos la mezcla reservada y empezamos a cerrar las puntas sobre la mezcla, tenemos que hacer un paquete. Y cubrimos con el resto de hojas que tenemos en la nevera pincelando con mantequilla entre capa y capa. Vamos cerrando bien. Cuando hayamos terminado, horneamos 45 minutos a 180 grados. Vigila tu horno por si es muy fuerte que no se queme.
TIPS
  • No echaremos sal en ningún momento de la preparación porque el queso feta es bastante salado de por sí. 
  • Podemos no usar pasta filo y sustituir por hojaldre. No es lo mismo pero también queda rico. 
  • Muy muy importante que la masa filo no se quede seca mientras preparamos el resto. Se queda como papel seco y quebradizo. 
  • Si no tienes las hierbas frescas, puedes usarlas secas. Entonces nos saltaremos el paso de picarlas. 
💬 Miss Thermomix
noe.thermomix2017@gmail.com

Puedes descargar esta receta aquí.