jueves, 6 de julio de 2017

American Style: Hash Browns

El plato de hoy es una americanada 100%. Forma parte de cualquier desayuno americano y va normalmente acompañado por jamón, huevo y tostadas.
Pero... ¿que son los hash browns?. Pues no es otra cosa que una fina capa de patata rallada y frita en sartén.

Una de las primeras cadenas de restaurantes que identifiqué cuando llegué a USA fue Waffle House (Casa de los gofres).

Como bien imagináis, se me hizo un poco extraño. ¿Una cadena de restaurantes dedicados sólo a los waffles?. Pues sí. ¡Existen!. Y obvio, ¡tenía que ir ahí e investigar!.

¿Os he contado que USA es el país de las opciones?. Hay opciones para todo lo que sea que vayas a comprar y/o comer y si no lo tienen te lo buscan o te lo inventan 😃

Waffle House es lo que se conoce como "dinner" y están especializados en desayunos, aunque por aquí en ocasiones se hacen "breakfast for dinner", es decir, tomar un desayuno para cenar. Es algo que "se puede hacer" porque son desayunos muy completos pero evidentemente, "no se deber" ya que la cantidad de calorías y grasas son brutales!.

En esta última foto podéis ver el "All Stars Breakfast" de Waffle House. Se acompaña de un waffle, brioche tostado con pasas, jamón (que se puede cambiar por salchichas o bacon), huevos (que puedes elegir entre frito o revuelto) y por su puesto, nuestra receta estrella de hoy, ¡hash brown!; en este caso con cheddar por encima.

Ahora que tenemos claro cómo es uno de los míticos desayunos americanos (luego está el otro compuesto por pancakes pero de ese ya hablaremos en otra ocasión) veamos cómo hacer nuestros propios hash browns.
Ingredientes:
  • Patatas
  • Sal y Pimienta
Preparación:
  • Pelamos y rallamos las patatas.
  • Una vez ralladas, las sumergimos en agua fría para que pierdan todo su almidón y las escurrimos y secamos a conciencia.
  • Vertemos un chorrito de aceite de oliva en una sartén caliente a temperatura media-alta y extendemos las patatas cual grande es la sartén.
  • Y ahora toca esperar. Aunque sea muy tentador el echar un vistazo, ¡no lo hagas!.
    Cuando creas que ya estén doradas... ¡sigue esperando!. Tienes que tener la certeza de que las patatas están bieeen crujientes antes de darles la vuelta.
  • Si ya estás convencida/o de que están en su punto perfecto, ayúdate con una espátula y dales la vuelta. Se te romperán. Es normal. Intenta hacerlo en 4 cuartos.
  • Salpimenta al gusto y deja que se vuelva a crear esa capa dorada y crujiente.


TIPS
  • Puedes servirlas a modo de desayuno americano como comentamos al principio de nuestro post para el brunch del domingo, junto a unos filetes, carne rebozada, etc.
  • A la hora de comerlas existen también varias opciones. Puedes añadirles un poco de queso y esperar a que se derrita, añadir un dado de mantequilla y dejar que se derrita con el calor del mismo hash brown (estas son mis opciones favoritas) o bien, optar por ketchup, tal cual hace #MiAmericano incluso, con una salsa que por aquí llaman "gravy" pero de ésta última, ya hablaremos más adelante.
Un abrazo;
XOXO

Descarga esta receta aquí