sábado, 3 de junio de 2017

Thermomix: Pollo al Curry

Hola, hola!
Seguimos dando saltos por el mundo y nos vamos a probar una de las maravillas de la cocina hindú, porque nuestra alimentación no tiene por qué ser monótona y aburrida. Así que cógeme de la mano y vamos a explorar nuevos sabores y especias. Porque además os quiero recomendar donde compro yo especias. Lo reconozco, soy incapaz de usar las especias en botes de supermercado. Adoro ir a oler, a que me recomienden, a que me aconsejen.  
Así que manos a la obra, hoy vamos a cocinar un rico pollo al curry con arroz basmati. 

El Arroz
Ingredientes:
  • 300g de arroz basmati 
  • Una cucharada de sal 
  • 20g de mantequilla con sal 
  • 800ml de agua. 
Preparación:
  • Empezaremos añadiendo a nuestro vaso el agua, la sal y la mantequilla.
  • Colocaremos dentro el cestillo y así pesaremos el arroz. Hoy cocinaremos con el cestillo dentro del vaso. 
  • Ponemos el Thermomix ® en marcha a temperatura varoma, velocidad 4, 20 minutos. Nos ayudaremos de la espátula y su pestaña para sacar el cestillo del vaso. Al añadir la mantequilla el arroz tendrá su sabor. 
  • Reservamos en un cuenco. 

Pollo al curry
Ingredientes:

  • 1 puerro, solo la parte blanca. 
  • 50g de mantequilla con sal 
  • 2 cucharaditas de curry (o al gusto) 
  • 1 cucharadita de sal (o al gusto) 
  • 600g de contramuslos deshuesados y sin piel. 
  • 1 lata de leche de coco, aunque no la utilizaremos entera.
Preparación:
  • Primero cortaremos el pollo a cuadrados tamaño bocado. Sabéis que la higiene con el pollo debe ser máxima, y no podremos reutilizar los utensilios utilizados con el pollo con otros alimentos sin lavarlos primero. Reservamos. 
  • Limpiamos y cortamos el puerro en trozos de unos 3 centímetros. Añadimos al vaso y trituramos 5 segundos velocidad 5. Añadimos la mantequilla y programamos 90 grados, velocidad 1, 10 minutos. Se rehogará en la mantequilla y le dará mucho sabor. Ahora añadimos el curry al gusto (yo soy bastante generosa) y rehogaremos 1 minuto a la misma velocidad y temperatura. Al calentar las especias estas darán mucho más sabor y color que si las añadimos al final. 
  • Colocamos la mariposa (acordaos de girarla un poco para que ésta no se salga) y añadimos el pollo y un poco de sal distribuyéndolo por los dos lados de la mariposa, así no la forzaremos. Rehogaremos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro inverso. 
  • Ahora, antes de abrir la lata de leche de coco, la agitaremos bien ya que se puede haber disociado. Las latas son de 400ml, en este caso usaremos la mitad. Cuando haya terminado la máquina añadimos la leche de coco (200ml, repito) y dejaremos que el Thermomix® trabaje por nosotros durante 25 minutos, temperatura varoma, giro inverso y velocidad cuchara. Salpica un poco así que pon el cestillo encima de la tapa para favorecer que evapore líquidos pero no te ponga la cocina hasta arriba de curry. 
  • Solo nos queda emplatar el curry con un poco de arroz, mezclarlo y degustar. Te chuparás los dedos.

TIPS 
  • Puedes aromatizar el arroz con las especias que quieras. A nosotros nos gusta el sabor sencillo de la mantequilla y sal ya que el curry ya tiene suficiente potencia, pero puedes añadir al agua una hoja de laurel, curry… lo que quieras. 
  • Si no cocinas con mantequilla, en esta receta no la sustituyas ni por margarina ni por aceite de oliva. La primera no deberíamos cocinar con ella, y el aceite dará demasiado sabor. Podemos sustituir la mantequilla por aceite de girasol y la haremos apta para intolerantes y alérgicos a la lactosa. 
  • Cuando cocines pollo en Thermomix® usa siempre contramuslo deshuesado. Aparte que es más jugoso, no se deshará en la máquina. No te olvides de la mariposa y del giro inverso!. 
  • La leche de coco restante podemos usarla por ejemplo para nuestro mango sticky rice o para un smothie de leche de coco y fresas. Rápido, rico y muy nutritivo. La leche de coco nos aporta muchísimos beneficios incluso para tomarla a diario, aunque ojo, tiene mucha fibra. 
  • Por el curry la mariposa y la tapa se pondrán verdes. No te preocupes. No afecta a la calidad, al sabor ni deja residuos. Solo cambia de color. Es tan fácil de solucionar como poniéndola al sol. Sí, sí; al sol!. Aunque con el uso se irá yendo el color verde. 

Recuerda la importancia conocer bien los ingredientes y los trucos que requiere este tipo de preparaciones:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo