domingo, 23 de abril de 2017

Slow Cooker: Trucos y Consejos

Hace un par de semanas hablábamos de lo que es una slow cooker (olla de cocción lenta) y de cómo realizar la mejor elección a la hora de comprarnos una y hoy veremos algunos consejos que os irán genial a la hora de cocinar nuestras primeras recetas.



Tus primeras recetas
  • Mi recomendación es que hasta que te acostumbres a ella, te decantes por estofados, salsas y sopas; recetas que contengan mayor cantidad de líquidos.
    Poco después, cuando ya entiendas al completo su funcionamiento verás que te resulta mucho más fácil el adaptar cualquier tipo de receta a una cocción lenta. Comenzar con platos de arroz o pasta al principio, te pueden llegar a frustar un poco.
Ahorra tiempo y esfuerzo
  • Una de las mayores ventajas de una slow cooker es lo fácil que resulta cocinar con ella y todo el tiempo que nos ahorra.
    Cuando busques alguna receta, procura escoger aquellas que no necesite grandes preparaciones previas ya que incluso los estofados resultan de lo más cómo de preparar. Tan sólo hay que sellar la carne y añadir el resto de ingredientes.
  • Si en las mañanas no tienes tiempo suficiente para poner en marcha tu slow cooker puedes hacer los preparativos necesarios la noche anterior y guardarlo en la nevera.
    Eso sí, nada más levantarte saca la olla de la nevera y espera un mínimo de 20 minutos antes de encender tu slow cooker. Los cambios brusco de temperatura pueden ser perjudiciales para la olla.
Cocina lo más lento y en el menor tiempo posible
Lo sé, parece una contradicción pero no lo es tanto.
  • Si vas a estar fuera de casa durante 10 horas y la receta requiere de 8 horas de cocción piensa que tras esa cantidad de tiempo la olla pasará a warmer (mantener caliente) y ello, si no la receta no contiene mucho líquido hará que se reseque.
    Lo mejor es que la programes con 6 horas de cocción. Verás que esas 2 horas que restan se verán compensadas por la aún más baja temperatura de la función warmer.
Mi slow cooker es demasiado grande
  • Si lo que ocurre es que te decidiste a comprar una olla grande y lo que quieres cocinar es algo para 1 o 2 personas pasará que la cantidad de líquido que contenga la receta se vea demasiado esparcido y no cubra los alimentos. Para estos casos puedes utilizar un recipiente que sea especial para horno, coloca tus alimentos en dicho recipiente y éste dentro de tu olla.
    Lo mejor son las típicas bandejas de pyrex que solemos tener por casa. 
¿Debo ir revolviendo la comida mientras se cocina?
  • Absolutamente NO. Dada la naturaleza de una slow cooker hace que la comida no requiera vigilancia ni de ser revuelta. Además, piensa que está hecha de un material anti-adherente con lo que no tienes que temer de que se pegue.
  • Piensa que cada vez que levantes la tapa significa de 15 a 20 minutos más de cocción. Perder el sellado y los vapores no es conveniente 👎. Lo sé, no estamos acostumbrados a no tener que estar pendiente de lo que estamos cocinando y nos resulta muy complicado y extraño el no tener que remover o cuidar la comida.

¿Con tapa o sin tapa?
  • CON tapa, siempre. Es más, lo recomendable es que no se toque la tapa durante las dos primeras horas de cocción (a no ser que la receta indique lo contrario).
Y el agua, ¿no se evapora?
  • La proporción de agua que se evapora mientras utilizamos una slow cooker es prácticamente nula. Piensa que la cocción es lenta y al no levantar la tapa durante horas el calor hace efecto vapor.
  • Procura no añadir exceso de líquido (agua o caldo) por miedo a que se vaya a resecar la comida.
  • Si crees que tus salsas quedan demasiado líquidas puedes sacar un poco de ella y en un bowl, añadir un poquito de maicena, revolver hasta que no queden grumos e incorporarlo nuevamente a la olla.
    La maicena actúa como espesante y ayudará a ligar la salsa para que ésta no quede excesivamente líquida.
Cocina con inteligencia
  • Una de las mayores ventajas que nos ofrece una slow cooker es que podemos cocinar grandes cantidades con el mínimo esfuerzo.
    Lo mejor es doblar cantidades (dependiendo de la receta, evidentemente) y congelar
    el exceso de raciones. Esto hará que siempre tengas algo preparado para cualquier ocasión y/o emergencia.
    A mí me va de lujo para cuando #MiAmericano tiene que ocuparse de sus comidas o cenas porque yo no estoy en casa o para cuando simplemente no tengo ganas ni de pestañear.
Cocina 2 comidas a la vez
Sí, esto es posible.
  • En Amazon venden unas bolsas que son especiales para slow cooker y ello te permite cocinar 2 tipos de comidas completamente diferentes a la vez.
    Tan sólo necesitaremos papel de aluminio al que le haremos varios pliegues para crear una barrera, colocaremos la bolsa y los ingredientes que correspondan a cada receta a cada lado. Eso sí, ten en cuenta los tiempos de cocción de cada receta. No querrás cocinar a la vez una que requiera 8 horas y otra que requiera 3 😉
Imagina lo que sería cocinar al mismo tiempo la comida y la cena. Por un lado un estofado para el mediodía, y por un pollo teriyaki para la cena!.


High vs Low
Low, sin duda alguna. ¿Por qué?.
  • Obtendremos sabores más intensos y los alimentos se conservarán mejor.
  • Por otro lado, recuerda lo que hablábamos antes; estarás fuera de casa durante 10 horas, ¿qué prisa tienes?.
¿Cómo adapto mis recetas tradicionales?
Si el tiempo de cocción es de:
  • 15-30 minutos; High: 1-2 horas, Low: 4-6 horas.
  • 30 mins - 1 hora; High 2-3 horas, Low 5-7 horas.
  • 1-2 horas; High: 3-4 horas, Low: 6-8 horas.
  • 2-4 horas; High: 4-6 horas, Low: 8-12 horas. 
Por ejemplo, en mi receta tradicional de Chilise requiere una cocción de 1 hora aprox., en este caso la adaptación sería de 2-3 horas en High o 5-7 horas en Low.
Si has de cocinar entre 6 a 8 horas verás que varía el resultado final. Piensa en unas costillas, si eliges hacerlo durante 6 horas, al final de la cocción verás que la carne aunque tierna, aún estará adherida al hueso; por el contrario, si lo haces durante 8 horas verás que si empujas suavemente la carne, ésta se despegará del hueso con total facilidad.

En realidad no es complicado, solo es cuestión de acostumbrarse y tener esta pequeña información en un lugar visible (en la puerta de la nevera, por ejemplo).
Como veis son muchas las ventajas de una slow cooker y de muy sencillo funcionamiento.

Espero que la guía de hoy os haya servido y recordad que si tenéis alguna duda la podéis justo aquí debajo, en la zona de comentarios.

Un abrazo,

XOXO.