viernes, 17 de marzo de 2017

Tarta Fraisier

La tarta Fraisier es un imprescindible en la cocina de cualquier amante de las fresas y como no iba a ser menos, apareció por primera vez en la mía el año pasado y en breve la volveré a hacer para compartirla con #MiAmericano.

Una vez más, nos hemos atrevido con una receta que a primera vista es complicada pero que en esencia no lo es, tan solo requiere de 3 sencillas preparaciones.

FresasIngredientes:
  • 750 gr de fresas 
Preparación:
  • Quitamos la horasca de las fresas, cortamos unas cuantas por la mitad y calculamos cuantas necesitaremos para colocar al rededor del molde que hemos elegido. 
  • El resto de fresas las cortaremos en trocitos pequeños. 
Recomendación: Te sugiero que reserves 3 o 4 fresas "por si acaso". Si al final no son necesarias para colocarlas en el interior, las podrás utilizar a modo de decoración.

Bizcocho genovés Ingredientes:
  • 3 huevos L 
  • 100 gr de azúcar 
  • 100 gr de harina 
  • 30 gr de mantequilla derretida 
Preparación:
  • Precalentamos el horno a 180ºC. 
  • Calentamos la mantequilla y dejamos enfriar, sin que llegue a solidificarse nuevamente. 
  • En un bowl batimos los huevos, el azúcar a velocidad media-alta hasta que blanquee. 
  • Incorporamos la harina ya tamizada y lo vamos mezclando con una espátula y con movimientos envolventes. No lo hagáis con movimientos bruscos ya que no nos interesa perder el aire que ha cogido la masa con el batido de la mantequilla. 
  • Incorporamos la mantequilla y mezclamos con suavidad. 
  • Cubrimos la bandeja con papel de horno y vertemos la mezcla. Con una espátula la extendemos bien hasta para formar una plancha uniforme. 
  • Horneamos durante 10-12 minutos hasta que adquiera un suave color dorado. 
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar 5 minutos a temperatura ambiente. 
  • Cubrimos con un trapo hasta que se enfríe, unos 20 minutos aprox. No lo dejéis al descubierto o se secará 
  • Llegado el momento cortaremos la plancha de bizcocho con el tamaño del molde en el que vayamos a montar nuestra tarta. Recordad que necesitaremos 2, la base y la tapa. 
Almíbar
Ingredientes:
  • 50 gr de azúcar 
  • 50 gr de agua 
  • Un chorrito de moscatel (opcional) 
Preparación:
  • En este caso prepararemos un almíbar clásico.
  • En un cazo llevamos a fuego medio-alto el agua con el azúcar y sin dejar de remover dejamos que el azúcar se disuelva completamente y comience a burbujearse vaya calentando mientras revolvemos con una cuchara. 
  • Cuando el azúcar esté disuelto, si así lo has decidido, incorpora un chorrito de moscatel. Mezcla bien y dejaremos el almibar a fuego medio durante unos cinco minutos aprox. 
Muselina
Ingredientes:
  • 500 ml de leche entera 
  • 4 yemas de huevo L 
  • 120 gr de azúcar blanco 
  • Una cucharadita de extracto de vainilla 
  • 30 gr de harina de trigo 
  • 30 gr de harina de maíz 
  • 275 gr de mantequilla (125 gr a temp. ambiente) 
  • Un chorrito de moscatel 
Preparación:
  • En un cazo llevamos al fuego pero sin que llegue a hervir la leche junto con la mitad del azúcar (60 gr) y la vainilla. 
  • En un bowl amplio batimos las yemas con el azúcar restante (60 gr) hasta que blanqueen. 
  • Añadimos la harina tamizada y mezclamos bien, con cuidado, para que no pierda el aire. 
  • Cuando la leche esté caliente, añadimos la mitad a la mezcla de yemas y batimos para que se incorpore todo perfectamente. 
  • Devolvemos el resto de la mezcla de las yemas a fuego medio y cuando comience a hervir incorporamos la mezcla de las yemas con la harina y con unas varillas y sin parar, batiremos hasta que la crema espese. 
  • Una vez que empiece a espesar, mantendremos durante dos minutos la mezcla en el fuego para que se termine de cocer la harina. 
  • Pasado este tiempo, incorporamos 150 gr de mantequilla y mezclamos bien. 
  • Colocamos la crema en un recipiente y lo cubrimos con papel film para que no se forme costra y dejamos enfriar un mínimo de cuatro horas. 
  • Pasado ese tiempo, colocamos la crema en un bowl junto con el resto de la mantequilla (esos 125 gr que tenemos a temperatura ambiente). 
  • Es importante que nuestra crema esté también a temperatura ambiente. Si la hemos metido en el frigorífico la sacamos una hora antes, más o menos. 
  • Batimos la crema con la mantequilla a temperatura ambiente durante al menos 8 o 10 minutos, a velocidad media, hasta que veamos que se forma una crema uniforme. 
  • En mi caso, como última instancia, añadí un poquito de colorante rosa. 
Montaje:
  • Puesto que para esta tarta necesitamos altura, cortamos una tira de nuestra lámina de acetato del tamaño del molde que hemos elegido y en el fondo colocamos una de las capas de bizcocho genovés, lo empapamos con almíbar. 
  • Colocamos las medias fresas al rededor del molde. 
  • Cubrimos la base y todo el contorno del molde con crema muselina.
  • El objetivo es utilizar el crema a modo de pegamento para que las fresas se queden bien pegadas entre ellas y a la hora de desmoldar la tarta no se derrumbe. 
  • Una vez cubierto el fondo con crema, añadimos la mitad de las fresas troceadas, una capa de crema, el resto de las fresas y nuevamente, el resto de las fresas. 
  • Empapamos con almíbar la otra capa de bizcocho genovés y lo colocamos sobre la tarta. Recuerda que el almíbar ha de estar en contacto con la crema. 
  • Ahora, la decoración final de esta tarta ha ido cambiando con el paso del tiempo. Antiguamente se utilizaba una capa final de crema muselina, hay quien utiliza una capa de fondant mientras que otras personas prefieren una capa de pasta de almendras (mazapán).
  • En mi caso me apetecía mantener una línea más suave y opté por azúcar glas.
  • Si lo que prefieres es seguir mis pasos, te recomiendo que enfríes la tarta durante al menos un par de horas para que la crema muselina se asiente bien y dejar el azúcar para el último momento, cuando vayas a presentar la tarta.
TIPS
  • Si dejamos el bizcocho al aire se resecará demasiado y esto no nos interesa. Recuerda que has de cubrirlo bien con un paño. 
  • Es bizcocho genovés te sirve también si quieres hacer un brazo de gitano. Para darle su forma redondeada tendrás que cubrirlo con un paño y enrollarlo mientras aún esté tibio. Déjalo que se enfríe mientras aún esté enrollado y trátalo con mucho mimo a la hora de rellenarlo. 
  • A la hora de hacer el almíbar, es importante que no dejéis de remover para que no se quede el azúcar pegado al fondo. 
  • La muselina es una crema que necesita tiempo de enfriado, por lo que yo prefiero hacerla el día anterior. 
Lista de la compra:
Como en el caso de los profiteroles, no dejes que esta receta te asuste, parece mas complicada de lo que en realidad es. Te aseguro que está deliciosa y merece mucho la pena disfrutar de ella!.

Un abrazo,
XOXO
Descarga nuestra Tarta Fraisier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo