domingo, 26 de marzo de 2017

Slow Cooker

Hoy vamos a hablar sobre lo que es el "slow cooking", o lo que viene siendo, la "cocción lenta". Una técnica de cocción que nos permite cocinar a temperaturas muy bajas y por períodos largos de tiempo.
Pero antes de adentrarnos en este pequeño mundo, conozcamos cómo hemos llegado hasta aquí.


Como blogger/cara conocida entiendo que puedes despertar cariño (u odio) entre tus seguidores y a menudo, ocurre que tu gente tiene la necesidad de conocer aspectos más privados de tu vida diaria y como tal, así te lo hacen saber.

Cuando llegué a este punto me planteé 2 opciones, o hacer de mi vida privada algo público al 100% a través de la página de Facebook o bien optar por crear un grupo e ir contando cosillas ahí; de este modo no obligo a leer historias de mi vida a las más de 5000 personas que somos.


[
Dicho sea de paso, abrí un grupo (somos casi 400 personas) y si así lo queréis, os cuento que más que un grupo es un "club" o como bien decimos por allí, para nosotras es como estar en el sofá de casa con el cafelito y las amigas].

El compartir aspectos de tu vida privada te "humaniza" frente a tus seguidores; en cierto modo, les hace sentir que estás ahí (siempre he sido partidaria por este tipo de relaciones ya que quieras o no, estás ahí por y para ellos y solventar sus dudas ha de ser una de tus prioridades. Han de saber que interactuan con una persona, no con una máquina).
Total, que vosotros no lo sabéis (a no ser que estéis en el grupo) pero me casé hace apenas un mes con #MiAmericano y una de las cosas que provocan este tipo de acercamiento con tus seguidores es que te cojan tal cariño que quieran formar parte de tu vida y que te hagan un regalo de bodas. Huelga decir que para mí, ha sido el regalo e bodas más especial de todos!.

En este caso, Alba nos hizo llegar una Crock·Pot, una olla de cocción lenta que tenía en mi lista de bodas de Amazon y tengo que admitir que estoy enamorada de ella; así pues, comencemos a responder preguntas!.

¿Por qué optar por una slow cooker?

Precios
  1. Una slow cooker puede costar entre 30 y 100€ (y mucho más) y con ello te evitas de comprar otros productos mucho más costosos como la thermomix, cooking chef, parrillas y demás.
  2. También te ayuda a reducir costes en la lista de la compra ya que una cocción lenta te permite comprar piezas de carne más duras (y baratas) pero obteniendo un resultado muy tierno debido a la prolongación de la cocción. 
  3. Ahorras en la factura de la luz. Comparado a un horno, una olla de cocción lenta consume muchísimo menos que el horno (depende de cómo se la cocción en éste).
    He observado que mi slow cooker consume unos 250 watts de potencia frente a los 4.000 que utiliza el horno (esto significa que un horno eléctrico convencional, por una hora de cocción puede costarte unos 20 céntimos mientras que hacerlo con una slow cooker durante 7 horas tiene un coste de 10 céntimos.) con lo que mi ahorro se traduce al 50%.
Salud
De todos es sabido que una cocina sana tiene muchísima repercusión en nuestro cuerpo y en nuestros hábitos. Esta es una batalla que llevo librando desde hace mucho tiempo; demostraros que cocinar sano y con pocas calorías no significa renunciar al sabor.
En las recetas que se suelen utilizar con una slow cooker en muy raras ocasiones se necesita de aceites y grasas añadidas. 
Este tipo de olla te permite cocinar estofados, sopas, pasta, salsas, etc.

Cocina fácil
Este tipo de ollas te permite hacer una comida completa, llena de sabor y color con MUY poco esfuerzo.
La pongo a funcionar por la mañana, antes de salir de casa, y cuando vuelvo por la tarde ya tengo la cena lista y calentita esperando por nosotros.
Las recetas que utilizas requieren 0 habilidades y conocimientos culinarios.

Limpieza
Una slow cooker te permite hacer un menú completo sin utilizar más que la propia olla. Nada de lavar sartenes, cacerolas. Sin ensuciar mil cacharros ni desordenar la cocina.

Ahorras tiempo
Ahorrar dinero y tiempo, con esta olla, van de la mano.
Lo bueno que tiene es que es como un "manos libres", es decir, te permite cocinar "a ciegas y sin manos". Una vez tienes todos los ingredientes en la olla y le das al botón ella sola hará todo el trabajo y ello implica más tiempo para estar con la familia, dedicarte a tus hobbies o bien hacer otras tareas sin tener hacer de niñera a la comida.
Además, con este tipo de olla y sin esfuerzo añadido, puedes cocinar grandes cantidades para posteriormente congelar porciones y tenerlas siempre listas en cualquier momento.


¿Te has convencido?. Si es así, voy compartir contigo mis consejos antes de comprarla, te aseguro que te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Materiales
Lo más común son las ollas hechas de porcelana (o cerámica) aunque también las hay de metal. Todas hacen una muy buena función así que en este caso se reduce a las preferencias que tengas.
Eso sí, algo que tienes que tener en cuenta es que a veces, son ollas "enteras" y en otras ocasiones, desmontables.
En este caso te recomiendo 100% las desmontables. Son más fáciles de limpiar ya que sacar el recipiente y lavarlo es infinitamente más cómodo.

Tapas
A la hora de comprar una slow cooker opta siempre por tapas de cristal. Éstas te permitiran ver el interior de la olla sin tener que destaparla y con ello perder el vapor extendiendo así el tiempo de cocción.

Formas y tamaños
Encontrarás ollas redonda y ovaladas pero, ¿qué formato es mejor?. La verdad es que no existe una respuesta correcta. Mas bien piensa en qué tipo de platos quieres cocinar y ello te ayudará a decidir.
Para pollos enteros, piezas grandes de carne para hacer un pulled pork, piernas de cordero o cerdo, etc., siempre te irá mejor un formato oval pero si por el contrario te quieres centrar en estofados y caldos o verduras quizás quieras optar por un formato redondo, el cual puede resultarte más fácil de guardar. 

En lo que respecta al tamaño (o capacidad) esto es enteramente temas de preferencias.
Personalmente yo he optado por una ovalada y gran capacidad por varias razones, entre ellas porque soy de hacer piezas grandes y pollos enteros ya que de este modo, por el mismo esfuerzo, tengo siempre platos de sobra para poder congelar y utilizar en cualquier momento.

Función de sellado
Aquí querido/a amigo/a es donde reside una de las claves más importantes.
Algunas slow cookers hoy en día incorporan una opción de sellado la cual es la que nos va a ahorrar de tener que utilizar y limpiar más cacharros pero ¡ojo!, a la hora de comprar la olla nos encontraremos 2 versiones:
  1. Sellado incorporado
    Con el sellado incorporado podrás sellar carnes o saltear las verduras antes de cambiar a modo cocción. En este caso, la opción de sellado la veremos reflejada en el precio del producto ya que será más caro.
  2. Stovetop Safe
    Esto significa que, en el caso de las ollas desmontables, podrás utilizar el recipiente en tu cocina de gas, eléctrica o vitrocerámica sin riesgo alguno.
    Te permite sellar y/o dorar los alimentos y posteriormente, trasladarla a la olla, donde programaremos el tiempo y temperatura de cocción.
Mi recomendación: Por precio y función, stovetop safe.


Temporizador
Otra de las funciones que para mí es imprescindible.
El temporizador me permite graduar el tiempo de cocción y salir de casa sin preocupaciones. 
Por otro lado, las olla sin temporizador te obligan a estar en casa cuando quieras cocinar ya que tendrás que controlar el tiempo y cuando sea la hora, apagarla.

Función Warming
La opción warming no es otra cosa que mantener caliente la comida; es decir una vez el contador llega a 0, la olla pasa automáticamente a la función warm (mantener caliente). Esto hace que la comida se mantenga caliente pero sin llegar a sobrecocinar los alimentos haciendo que cuando vuelvas a casa encuentres la comida lista para servir y sin resecarse o perder sus jugos.

Si ya te has decidido por adquirir una slow cooker, ésta es una opción recomendable; con temporizador y función de sellado.

En el siguiente post hablaremos de consejos a la hora de utilizar una olla de cocción lenta.

Un abrazo,
XOXO

2 comentarios:

  1. Buenas tardes:

    Navegando por la red he llegado a tu página, enhorabuena por el contenido y por este post, resulta de gran ayuda para aquellos que no conocen el "slow cooker".

    Quisiera preguntarte qué plato es el de la foto y si está oa receta disponible, tiene una pinta fenomenal!!!

    Gracias, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Juan!.
      Te comento que en la segunda foto, lo que ves son unas Thai Lime Meatballs y en la segunda, unos Mac&Cheese.
      De momento, ambas recetas aún no las hemos publicado en el blog pero están pendientes!. Tenemos tantas secciones en el blog que de momento me ha resultado un poquito complicado organizarme pero como te comentaba antes, creo que de cara a Octubre podremos comenzar con la sección de Slow Cooker.
      Si te gusta cualquiera de nuestras otras recetas y necesitas la versión lenta, no dudes en escribirnos y te haré llegar una adaptación.

      Mientras, por si quieres echar un vistazo, te dejo con las publicaciones relacionadas con el tema que tenemos disponibles: https://goo.gl/1ZAtZ8

      Un abrazo! :)

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo