lunes, 30 de enero de 2017

Ravioli Crujiente

Diferente, así es esta nueva opción de pasta que os presento hoy. Unos ravioli crujientes que resultan ideales para comidas y/o cenas informales ofreciendo además gran variedad de sabores.


Ingredientes:
  • Raviolis
  • Buttermilk
  • Queso Parmesano
  • Pan rallado
  • Aceite para freir
  • Salsa marinara
Preparación:
  • Ponemos el aceite a calentar para poder freir.
  • Mientras se calienta el aceite vamos a preparar los ravioli simplemente con pasarlos por la buttermilk y posteriormente empanándolos con el pan rallado.
  • Freimos hasta que adquieran un bonito color dorado y los pasaremos a un plato con papel de cocina para que absorva el exceso de aceite.
  • Para finalizar, calentaremos la salsa marinara y espolvoreamos un poco de queso Parmesano por encima de los raviolis.

TIPS
  • Lo positivo de este plato es que nos ofrece muchas variantes tanto a nivel salsa en el sabor del propio ravioli.
    Podemos optar por rellenos de carne, de queso, ternera y verduras, boletus, ricotta y espinacas, calabaza y cebolla caramelizada, etc. Si optas por un ravioli ya envasado hoy día tenemos la suerte de encontrar una amplia variedad en el supermercado. Una de las marcas que más opciones nos ofrece es la de Giovanni Rana.
    Así mismo, podemos combinar el sabor escogido en el ravioli con la salsa que más nos guste; pesto rojo, pesto de albahaca, marinara, salsa de 4 quesos, salsa roquefort, salsa Alfredo, ranch, etc.
  • También, puedes elegir entre freirlos o bien colocarlos en una bandeja de horno y hornearlos.
  • Si tienes un evento y quieres optar por esta receta pero no tienes el tiempo suficiente puedes prepararla los raviolis y congelarlos. En el momento que los necesites sólo tendrás que freirlos directamente (sin descongelar previamente).
Personalmente, tras los días de pruebas, lo que hice en una de las mañanas libres que tuve fue invertir un poquito de tiempo que tenia entre lavadora y lavadora y preparé 2 paquetes de pasta y los he dejado en el congelador porque me resulta ideal para esos días en los que no me apetece cocinar o estoy demasiado cansada. Simplemente tendré que pasarlos del congelador a al horno y calentar cualquiera de las salsas casera que tengo ya preparadas y congeladas.

Un abrazo,
XOXO


Descarga esta receta aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo

Facebook