sábado, 27 de febrero de 2016

Tiramisu Clasico

A pesar de ser un postre relativamente moderno, el Tiramisù se ha convertido en un icono en la gastronomía italiana.

Y es que muchas son las versiones que podemos encontrar de este postre y entre todas ellas, yo me he decantado por la original, que además, es la más ligera.


Ingredientes: 

  • 250 gr. de Queso Mascarpone.
  • 3 huevos.
  • 4 cucharadas de Azúcar.
  • 10-15 Ladyfingers o bizcochos de soletilla.
  • 200 ml. de Café frío.
  • 50 ml. de Licor de Café.
  • Cacao en polvo sin azúcar.

Preparación:

  • Separamos las claras de las yemas y las reservamos.
  • Con una varillas, batiremos las yemas junto al azúcar hasta obtener una espuma suave y ligera.
  • En un bowl a parte batimos con unas varillas manuales el mascarpone para eliminar grumos y hacerlo más manejable.
  • A continuación iremos añadiendo las yemas en 2 o 3 veces y la mitad del licor al mascarpone y batiremos muy bien hasta su completa integración.
    Reservamos esta crema en la nevera.
  • Añadimos una pizca de sal a las claras y las montaremos a punto de nieve.
  • Una vez montadas las claras, las añadiremos a la crema de mascarpone en varias veces y SIEMPRE con movimientos envolventes para que las claras no pierdan aire y volvemos a meter la crema en la nevera.
  • En un plato hondo, mezclaremos el licor restante junto al café y bañaremos en éste las galletas.
  • Cubrimos los recipientes o la tartera con una primera capa de galletas y cubrimos con crema.
    Volvemos a poner otra capa de galletas y terminamos con otra de crema.
  • Tapamos los recipientes y/o tartera con papel film para que no se reseque la capa de crema y justo antes de servir, espolvorearemos con abundante cacao.

TIPS

- Es importante que ya decidamos presentar este postre en vasitos individuales o en tartera, siempre sea una capa de crema la que finalice.

- El punto de este postre es el café, que no resulta excesivo pero sí está presente.
Aún así, si no os gusta el café pero aún así queréis tomarlo, siempre podéis sustituir el licor de café por Bailey's.
Sí que estaba muy rico pero al ser un Tiramisù, le he echado en falta ese punch que proporciona el café.

- Si no tenemos licor de café podemos sustituir dicho licor por vodka pero haciendo siempre una pequeña modificación en la receta.
Es decir; en este caso, mezclaremos el vodka junto al café y añadiremos esta mezcla tanto en la crema como a la hora de bañar las galletas.

- El bañar las galletas debe ser esto, y no dejarlas en remojo puesto que las galletas absorben muchísimo líquido y si les damos un baño excesivo, con el paso del tiempo, estarán demasiado humedecidas y se desharán.

- El Tiramisù es un postre que, para mi gusto, es necesario hacerlo el día de antes ya que el reposo proporciona un aumento de sabor significativo.

Un abrazo.
XOXO.

Descarga este post aquí



2 comentarios:

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo

Facebook