Featured

sábado, 16 de mayo de 2015

Trifle... O lo que viene siendo un apaño.

¡¡Ay esos días malos!!.

Esos en los que parece que el cosmos se vuelve en contra de uno. Esos días en los que los planetas se alinean para conspirar a nuestras espaldas.


Esa clase de días en los que por X motivo necesitas quedar bien porque viene algún invitado muy especial a casa pero resulta que todo te sale del revés.

Se te quema el sofrito de las cebollas, el pan decide que no quiere fermentar, pones tu súper receta de cordero en el horno pero resulta que te olvidas de encenderlo, se te suicida el bizcocho... Vamos; la ley de Murphy propiamente dicha (
«Si algo puede salir mal, saldrá mal»).

Aunque claro, hay quien pueda llamarme pesimista por pensar así pero eso, claramente lo dirá quien no me conozca bien ya que quien sí me conoce, sabe que no hay nadie mejor que yo para darle la vuelta a las malas situaciones (sobretodo las culinarias) así que hoy vamos a desafiar al señor Murphy y le daremos una (muy castiza) vuelta a la tortilla ;) 

¡OH NO!. ¡SE ME HA ROTO EL BIZCOCHO!. 

¿Quien dijo miedo?. ¡¡Que no cunda el pánico!!. 

Vamos a hacer un Trifle.



Ingredientes:
  • 1 bizcocho (el mismo que se nos ha suicidado).
  • Frutas del Bosque. 
  • 200 gr. de Queso Crema (tipo Philadelphia).
  • 100 gr. de Nata.
  • 100 gr. de Azúcar Glas.
Tan simple como esto.

Preparación de la Crema:
  • En un bol mediano batir el queso junto con el azúcar previamente tamizado a velocidad media-alta hasta que quede una mezcla cremosa (1-2 minutos).
  • Añadimos la nata líquida y seguir batiendo hasta que quede una crema suave y espesa (2-3 minutos).
Montaje:
  • Desmigamos el bizcocho de la discordia.
  • En vasos o copas, colocaremos una capa de bizcocho desmigado, una capa de crema, otra de bizcochos y una última de crema.
  • Coronamos con los frutos del bosque.
Más sencillo, ¡imposible!.


TIPS

- El bizcocho: En este caso yo opté por hacer un Bizcocho Guiness (Otra loca de la Cocina os explica muy bien cómo hacerlo) para la ocasión pero podéis utilizar cualquiera que se os haya roto.
Procura desmigarlo muy bien para evitar encontrar pegotes.

- La fruta: Al ser un bizcocho con un sabor tan intenso a chocolate, me decanté por jugar con los toques ácidos que además me ayudaron a rebajar el dulzor, a no hacer de éste un postre muy pesado y convertirlo en sabores refrescantes.
Evidentemente podéis escoger la fruta que más os guste. 

- La crema: Al mezclar el queso con la nata, ésta resulta mucho mas ligera por lo que evitaremos (como ya hemos mencionado) obtener un postre denso y pesado.
Para mi gusto, la mejor opción posible.


Como podéis apreciar, es una alternativa muy buena para esos días caóticos en los que nos sale todo del revés y necesitamos agasajar a nuestros invitados con algo deslumbrante.

Sobretodo, quiero que recurras a la imaginación y que nunca te agobies porque te haya salido algo mal ya que seguramente todo (o casi todo) tendrá una solución más que aceptable.
Recuerda que si estás bloqueado/a y no ves salida posible, siempre podrás compartir tus nervios conmigo a través de Facebook y verás cómo en cuestión de segundos nos inventaremos algo para que salgas triunfante ;) 

Un abrazo ;)


Descarga la la receta aquí

jueves, 14 de mayo de 2015

Secreto Ibérico Marinado

Una de mis recientes obsesiones trata de marinar las carnes y/o aves que vamos a comer; y además, se me ha dado por usar el toque picantito del chile.

Mira; una que es así de rarita y de vez en cuando me dan estas obsesiones sin razón aparente.

Total, la recetita de hoy es muy polivalente ya que le va bien tanto a un roto como a un descosío. 
En este caso yo he utilizado un corte finito de secreto ibérico pero vosotros podéis hacerlo con un cordero, un solomillo, un bistec, una patita de pollo...




Ingredientes:
  • Secreto Ibérico (o el corte de carne que prefieras).
  • 1 Chile Rojo.
  • Albahaca fresca.
  • 1 cda de Aceite de Oliva.
  • Sal y Pimienta.

Preparación:
  • Cortamos el chile rojo y ponemos en una bandeja junto a la cucharada de aceite y la albahaca.
  • Salpimentamos el secreto (o el corte de carne que hayamos escogido), lo colocamos en la bandeja y lo untamos y re-meneamos bien para que nos quede bien empanado, lo tapamos con papel film y lo dejamos marinar al menos durante un par de horitas. Evidentemente, cuanto mayor sea el tiempo de marinado, más intenso será el sabor y el aroma.
  • A la hora de cocinarlo y al ser un corte muy fino, yo puse la plancha al fuego SIN NADA DE ACEITE (con el aceite que tiene del marinado será suficiente) y cuando estuvo bien caliente puse el secreto vuelta y vuelta... ¡¡ y listo!!.
Como veis es un marinado muy sencillo en el que el chile nos aporta un toque alegre y la albahaca nos da un contraste de frescor.


TIPS

- Como ya os he comentado, este marinado va muy bien con cualquier tipo de carne o ave. Sin embargo, os lo desaconsejo para un pescado ya que perderemos una gran parte de su sabor (a no ser que lo hagáis con un pescado con mucho carácter).

- Al ser un plato que no lleva salsas, evidentemente lo convierte en una opción fantástica para introducirlo en una dieta.

- Como acompañamiento os recomiendo algo de sabor suave.
En mi caso un puré de patatas.

- Si el chile os parece una apuesta muy fuerte, podéis sustituirlo (sobre todo si utilizáis cerdo) por un pimentón ahumado o picante que además, le dará un toque ahumado muy interesante.



Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros...

Nos vemos en las redes ;)


Descarga la la receta aquí

martes, 12 de mayo de 2015

Operación Bikini

Con la llegada del buen tiempo son muchas las personas que se ponen con la ya conocida "Operación Bikini" pero también hay personas que por una razón u otra pretendemos hacer un cambio en nuestras vidas en lo que alimentación y/o deporte se refiere y a veces se requiere de una pequeña ayudita... y precisamente de esa pequeña ayudita quiero hablaros hoy.
Se trata de Lifesum; una app para el móvil (tablet o pc) que nos ayuda a controlar el consumo de calorías/ejercicio según los objetivos que nos marquemos. 


El objetivo es terminar el día con el círculo de vida completamente en verde. 
Si el círculo de vida es de color rojo, significa que habremos comido por encima de nuestra meta de calorías o que no hemos estado haciendo suficiente ejercicio.

Si decides intentar trabajar con esta aplicación lo primero que tendrás que hacer al instalarla será proporcionarle un poquito de información tal como tu peso, altura, medidas... Vamos; lo básico.

Te ofrece varias opciones de configuración sobre las dietas según el objetivo que estemos buscando.

- Las dietas:
  • Standar: Una alimentación sana y equilibrada para cambiar básicamente nuestros hábitos.
  • 5:2: Ayuda a la pérdida de peso mejorando la sensibilidad a la insulina y reduciendo la presión arterial. Se trata básicamente, en comer durante cinco días a la semana de forma normal y ayunar dos (alternos). Dicen sus seguidores que es una dieta que permite perder peso a un ritmo constante pero no acelerado y, lo más importante, que no cuesta nada hacerla. No te priva de ningún nutriente, y además los días de ayuno, en los que sólo está permitido ingerir unas 600 calorías, se potencia el consumo de frutas y verduras frescas.
  • Baja en carbohidratos, alta en grasas: Reduce el consumo de carbohidratos aumentando significativamente la grasa y moderadamente, las proteínas. Controla el azúcar en sangre, reduce los niveles de insulina junto a una pérdida de peso sin pasar hambre.
  • Alta en proteínas: Aumenta y optimiza el consumo de proteínas para desarrollar y/o recuperar masa muscular a la vez que se pierde grasa.

domingo, 10 de mayo de 2015

Tengo un blog... y sé cómo usarlo.

Hace un tiempo que no me paso por aquí ni os cuento nada pero es que tenía una crisis de identidad. Y digo crisis de identidad por llamarlo de algún modo.

El caso es que desde hace unos meses que ciertas cosas han ido cambiando hasta llegar a un punto en el que tus propias necesidades cambian y en ello incluyo mi lado blogueril.

Hasta ahora tenía un blog de cocina, un rinconcito donde compartir recetas, cositas cuquis para decorar nuestras fiestas y por qué no, crear un área de aprendizaje a través de mis cursos; pero claro, cuando se ven las cosas desde una perspectiva diferente, el sentido que se le quiere dar a un blog ya no es el mismo, con lo que te lleva a replantearte el qué, el cómo y el por qué.


Hablemos de cosas personales; y para que entendáis un poquito mejor os contaré que hace 9 meses pasé por unas operaciones (gástrico-respiratorias) bastante complicaditas y demás cositas que evidentemente provocaron unos cambios no menos que importantes. Positivamente hablando, claro (o al menos, casi todos); y yo, que tengo un conocimiento bastante amplio de mi cuerpo he sido bastante sensible a la percepción de dichos cambios entre los cuales puedo mencionar la pérdida de peso, caída de la temperatura corporal, mayor resistencia al sol, cambio en el modo de respirar, en el modo de comer, cambios en la piel, (Sí, sí. En la piel.) y si me apuras, hasta te digo que mi modo de caminar no es el mismo.

Evidentemente a partir de todo esto (y más) me ha tocado re-aprender muchísimas cosas así como a cambiar otras tantas y he aquí mi mayor dilema... Si yo no me siento igual y me ha tocado cambiar ¿cómo puedo seguir haciendo lo que hacía y dándole el sentido que le daba cuando ya no lo siento igual?.


Y la respuesta es "No puedo". He intentado seguir haciendo lo que hacía pero me es imposible así que, "Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña" así que, lo dicho, a partir de ahora vamos a tener cambios por estos lares. Pero no, no os asustéis. Pese a mi evidente cambio de vida prometo no cambiar completamente la temática del blog / facebook ni tampoco llenaros con post's sobre deporte y demás cositas.


¡¡Se os quiere!!.



P.D.: ¡¡Qué ganas de volver tenía!!.

¡¡BESOS!!.  ;)

Copyright © 2015 Sakura Creative Mind