jueves, 28 de agosto de 2014

Helados al Dedillo

Hoy tenemos un post especial y es que no hay nada mejor que contar con amigas blogueras (y además amiga a términos personales) y el poder escribir justas.

Hemos decidido sentarnos con calma y examinar el mundo heladero con lupa y contároslo con todo lujo de detalles.

Como será un post un poquito largo he decidido que le dividiremos en 2 y a su vez, utilizaré 2 colores.
Mi Ana (Otra loca de la cocina) de azulito, como bien predomina en su blog y yo me quedaré con mi característico rosa y de este modo, podréis diferenciarnos bien ;)


¿Comenzamos? ^_^

¡¡Hola a todos!! Soy Ana, del blog “otra loca de la cocina”. (Hola Anitaaaaaaaaa!!)

Os cuento muy resumidamente qué hago por aquí. Hace una semana, Lety, la Saku-Jefa (como cariñosamente la llamamos), me propuso colaborar con ella para hacer un post sobre helados, y yo, por supuestísimo acepté encantada. 

Y aquí estoy, para intentar explicaros todo lo que sé. (Que no es poco!!)

Este post va dirigido tanto a los que tienen heladera como a los que no. Así que no os preocupéis, todo el mundo podrá probarlos en casa. 

Para que consigáis un buen helado no hacen falta muchos ingredientes, lo que sí debéis de tener claro, es la textura que os gusta y la que queráis conseguir.

Por ejemplo, yo siempre parto de la siguiente base (con la que conseguiremos un helado muy cremoso pero con cuerpo)

  • 500 ml de nata de montar (preferiblemente 35% de materia grasa)
  • 100 ml de leche condensada
Y ya dependiendo del sabor que queramos elegir introduzco fruta, leche, especias, etc.

Voy a empezar poniendo algunos ejemplos y recetas.. y ya veréis como lo vais entendiendo.

Imaginaros que queréis hacer el helado de plátano (jó, por imaginar, me imagino hasta comiéndomelo...), bastará con triturar un par de plátanos y añadirlo a la mezcla anterior.

¿Sois más de sabores un poquitín mas ácidos y preferís frutos rojos? Pues trituraremos unos 100 gr de frutos rojos y será suficiente.

¿Fácil, verdad? (Facilísimo profe!. Claro y cristalino *_* )

Os enseño una foto del helado de frutos rojos para que veáis la textura que queda…


(Ufffff... esperad un momento; voy a por el que tengo en el congelador que me entró antojo!)

Y mismos ingredientes pero diferente sabor el de pistacho de la Jefa.


Ahora imaginaros que queréis hacer yogur helado, ahora está muy de moda, y a los niños les encantará.

Tal y como hemos dicho antes, para conseguir un helado cremoso, necesitaremos grasa, por lo que prefiero escoger yogur griego (ya que es el que tiene mayor cantidad de grasa y eso influirá en el resultado final)

Así que lo haremos con estas cantidades:

  • 4 yogures griegos naturales.
  • 2 cucharadas de azúcar invertido (azú-quuuuuuuuuuuue???)
  • Fruta, mermelada*, frutos secos…
Para que veáis cómo quedaría la textura del yogur en helado, os enseño el helado de yogur con moras que hizo la Saku-jefa hace unos días. 


(¡Apunte!. Además de lo que nos explica Ana, lo que yo hice fue, una vez estuvo listo, cortar moras por la mitad y mezclarlas con una espátula y de ahí lo pasé al recipiente para congelarlo.

Es MUY IMPORTANTE que no hechéis tropezones ni trozos en la heladera ya que sino ésta se puede atascar, cambiar la dirección de batido cada 0.5 segundos... volverse loca, vamos)

¿Rico, no?

Y ahora, por último...

Pst, pst.

Pasaremos a...

Pssssstttt. Profeeeeeee; ¡¡tengo algo que decir!!. 

¿Si?. A ver, cuenta.

Pues verá profe, se olvida de explicarles a nuestros amigos qué es el azúcar invertido pero no se preocupe usted que ya lo cuento yo ;)

"El azúcar invertido es la disgregación por hidrolización de la sacarosa en glucosa y fructosa..."

¿Y la hidrolización es...?. Pues es una reacción química entre una molécula de agua y otra molécula, en la cual la molécula de agua se divide y sus átomos pasan a formar parte de otra especie química.

Es decir, al quitarle toda el agua a la sacarosa (el azúcar) ésta no se cristaliza y por lo tanto, nuestros helados no tendrán esa textura de hielo sino que tendrán texturas cremosas.

Helado sí; hielado no  ;)

Clases de ciencia a parte
(ay que ver lo que aprendemos con esta chica) os cuento de que hay 3 maneras de hacer azúcar invertido, pero sólo vamos a ver 1 ya que las otras 2 son química pura ;)


Necesitaremos:
  • 1 sobre de Gasificante (los del mercadona vienen unos en sobres de 2. Blanco y Morado).
  • 350 gr. de Azúcar (común).
  • 150 ml. de Agua (embotellada. Usa de la buena).
  • Termómetro.
Preparación:
  • En un cazo mezcla el azúcar con el sobre blanco (guárdate el morado) y añádele el agua.
  • Llévalo a los 100ºc (si no usas termómetro, tardará unos 6-7 minutos en llegar a dicha temperatura. En vitro ponlo a 8 y si usas cocina de gas, a fuego medio-alto).
  • Una vez alcancemos los 100ºc, retirar el cazo del fuego y esperad a que llegue a los 50ºC (A los que estáis sin termómetro, esto te llevará un tiempo de espera de unos 25 minutos aprox.).
  • Cuando tengamos el almíbar a 50ºc le añadiremos el sobre morado y veréis cómo se produce la reacción química a causa del ácido.
(Esto es magia y lo demás son tonterías)




Tendremos que esperar un poquito hasta que acabe la fiesta y podremos pasarlo a un bote preferiblemente de cristal y con tapa.

Veréis que tendrá un aspecto turbio durante un par de horas pero no os asustéis porque poco a poco se irá aclarando y quedará completamente translúcido y sino, mirad, mirad...


El azúcar invertido, también podéis comprarlo en tiendas especializadas (sobre todo en las de repostería) pero permitidme deciros que es una tontería gastarse 2€ en un botecito de 170 gr. cuando por 2€ me hago yo 2 litros en casa...

Que no, que no me compensa.

Dicho esto, para no hacer el post interminable, nos despedimos por hoy y volvemos en un par de días con más variaciones (y no de sabor sino de procedimientos).

Veréis que un helado da mucho juego... ¡y una heladera ni os cuento!.

Personalmente, creo que han sido los 20€ mejor invertidos de la Saku-Sister (que mi heladera me la regaló ella).

¡¡¡Profeeeeeeee; que ya acabé!!!. Puede usted despedirse con la ceremoniosidad que le corresponde ;) 

Pues eso, que espero que os haya gustado el post, que hayáis aprendido cositas nuevas y que tengáis muchas, muchas ganas de probar algunos de estos helados tan ricos que os hemos enseñado hoy.

Y como ya ha dicho la jefa, en unos días os traemos la segunda parte.

Un abrazo a todos.

¡¡Y nos vemos en las redeeeees!! ;)


9 comentarios:

  1. Bravooooo!!! me ha encantado el post!! Tomo nota de todo, y prometo que haré un helado pronto... ñam ñam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y nosotras esperamos ver esos helado! ^_^

      Eliminar
  2. Os ha quedado una entrada muy divertida! Me da que la segunda estará mucho mejor! Sabía lo que el azúcar invertido hacia en el helado pero no conocía el porque con las palabras técnicas, ni como hacer el helado con yogurt.Deseando leer la segunda parte!
    besos a las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias canija!.

      La segunda parte es mas de sacarle el jugo a la heladera :P

      El tema del azúcar invertido... bueno, ya sabes que yo cuando me pongo en modo "técnico" soy tremenda :D pero sobre todo pretendía que quedase claro que HElar no es lo mismo que HIElar!.

      Eliminar
  3. Genial!!
    Me encanta la receta del azúcar invertido, porque siempre la había visto con termómetro, sin posibilidad de hacerlo sin él.
    Probaré a hacerlo cuando termine el que tengo...yo soy de las tontas que lo compraban :-(

    Sois geniales las dos.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que soy una rebelde sin causa. Me niego a que alguien no pueda hacer algo porque no tenga una herramienta y si me tengo que sentar en la cocina y mirar un termómetro durante media hora, me siento cronómetro en mano y lo miro :P

      Ais ais, cuéntamelo en cuanto lo hagas eh!. Y de tonta nada :*

      Eliminar
  4. Me ha fascinado la preparación "mágica" del azúcar invertido y ha sido interesante descubrir que para hacer helados no se necesitan cientos de ingredientes, quizá pronto prepare mi favorito... Mil gracias a las dos!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace poco me dijeron: "Jolin chica, sirves para todo. Lo mismo te hace un pan que un blog que un helado"; y visto lo visto, para hacer magia y clases de química también :D
      Eso si, yo me lo paso pipa con mis inventos, eh ^_^

      Lo mejor de todo es que aunque suene raro, el helado de yogur no sabe a yogur y si además lo combinas con fruta, al fin y al cabo estás tomando un postre MUY saludable y el cual no te dará remordimiento si te tomas una tarrina de medio litro mientras te miras una peli... o si te da antojo a las 2 de la mañana :P (historias verídicas!).

      ¡Un abrazo!.

      Eliminar
  5. ¡¡Hola!!Te he dejado un premio en mi blog para el tuyo http://dulcesratoslibres.blogspot.com.es/2014/08/tercer-premio-al-blog-liebster-award.html

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo

Facebook