jueves, 23 de mayo de 2013

Cake Pops.


Si por norma general, cada receta es “un mundo”; los cake pops en lugar de ser un mundo son más bien un “universo” ya que hay cientos de cosas a tener en cuenta y es fácil caer en algún error.

Por ahí me han pedido ayudita con los cake pops porque es algo que al parecer, les asusta.
Al principio os parecerá que hay muchas cosas que cuidar, que son muy complicados; pero es cuestión de daros un poquito de tiempo para leer y analizar lo que leéis y como yo digo… “Hay que sacudirse el miedo e ir a por ello”  ^_^ 
En realidad, son fáciles y quedan muy bonitos (sobre todo en fiestas).


Safari Cake Pops by Bakerella

“Los orígenes son el comienzo de toda historia” 

El bizcocho:
  • Prepararlo con ingredientes a temperatura ambiente.
  • Si lo horneamos como si fuesen cupcakes ahorraremos tiempo de cocción y por consiguiente, luz (que ya sabemos todos que la luz, precisamente, barata no es).
  • Podéis utilizar las cápsulas del Mercadona (por lo barata que son) o aquellas cápsulas feas que se os engrasan y luego quedan horrorosas (le habremos encontrado una utilidad en lugar de tirarlas).
  • El bizcocho que utilicéis procurad que sea hecho con mantequilla puesto que si es con aceite, al bañarlo en el chocolate, comenzará a sudar y el aspecto de nuestro cake pops será feísimo.

“Embolar” y montaje:
Puesto que cada bizcocho es diferente, la consistencia de la masa siempre puede variar. De ahí que no haya una receta con cantidades concretas.
A no ser, claro está, que la persona en cuestión haya hecho pruebas con bizcochos y con la crema para saber la cantidad exacta que haya que añadir (lo cual es bastante inusual) la cantidad de la crema tendréis que echarla a “ojo”.

  • Cuando tengáis hecha la masa os toca hacer las bolitas.
  • Al principio sin la práctica habitual os resultará más tedioso.
  • Yo trabajo con bolitas de unos 20-25 gramos y me va genial. Desaconsejo bolitas superiores a 30 gramos. Cuanto más grande, más pesa y más probabilidades de suicidio.
  • IMPORATANTÍSIMO refrigerar al menos 2 horas. Aunque en mi opinión si lo hacéis por la mañana y chacoloteáis por la tarde es mejor. Incluso aún más si es de un día para otro.
  • Refrigerar no implica congelar. Si los congeláis y bañáis los cake pops recién salidos del congelador, es más que probable que cuando se seque la cobertura, se os resquebrajen 
  • Haced siempre más de la cuenta. A veces no es posible evitar algún que otro suicidio.


 Cobertura (Al agua pato!):
  • Los candy melts es lo más recomendable para bañar los cake pops. Si por temas varios no podéis acceder a los candy melts, podéis utilizar chocolate de cobertura (que sea siempre de calidad) pero en este caso añadir 2 ó 3 cucharadas de aceite de girasol (nunca de oliva) o en su defecto, de mantequilla. 
  • Eso os ayudara a darle una mejor textura al chocolate.
  • Si derretís el chocolate/candy melts en el micro, hacedlo a intervalos de 15 segundo y removiendo cada vez para evitar que se os queme el chocolate y se os vuelva granulado.
  • Si lo hacéis al fuego, que sea al baño María y fuego medio – suave, evitando siempre que el agua hierva.
  • Si utilizáis el baño maría, procurad que no le caiga ninguna gota de agua puesto que eso le añadiría humedad a la cobertura y hará de nuestros cake pops, un fracaso.
  • MOJAD el palito del cake pop ANTES de clavarlo a las bolitas. Entre ½ y 1 centímetro. No más.
  • No saquéis todas las bolitas de la nevera. Os recomiendo que trabajéis en tandas para así evitar que las demás bolitas cojan la temperatura ambiente.
  • Cuando vayáis a clavar el palito, hacedlo solo hasta la mitad de la bolita.
  • Lo mejor es utilizar un recipiente estrecho y profundo. De este modo podréis sumergir los cake pops en la cobertura.
  • Para retirar el exceso de cobertura, mirad el vídeo que os adjunto al final de la entrada.
  • Si vais a decorarlos con sprinkles; hacedlo justo después de bañarlos. Antes de que se seque la cobertura.

Conservación:

  • Tened en cuenta los ingredientes que habéis utilizado para la crema.
  • Si ha sido con queso crema, obvio deberán ir a la nevera. Si ha sido con buttercream, no será necesario.
  • Siempre guardarlos en recipientes herméticos si van a la nevera. Si no necesita de nevera, podéis usar las cajas de tartas (por ejemplo).
  • ¿Se pueden congelar los cake pops?.
    Sí; en un recipiente hermético. Pero cuando los saques del congelador hazlo siempre 24 horas antes y descongélalos en la nevera. Si lo hacéis a temperatura ambiente, comenzaran a sudar como cochinos.


En el minuto 2 podréis ver como bañarlos y retirar el excedente de chocolate.
El vídeo está en inglés. No necesitáis entenderlo. Sólo con la imagen os guiareis muy bien.




Espero que os sea de utilidad.

Nos vemos en las redes ;) 


2 comentarios:

  1. esos pops cakes de verdad son para comerselos, son maravillosos me refiero a los leoncitos y colores QUE GRAN TRABAJO , vamos a intentar copiar tus recetas
    SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. Me suuuperencntan!! Esta receta pero la guardo para el cumple de mi sobri!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me hacen muchísima ilusión :)

Un abrazo!.
XoXo

Facebook